EL SADAR

El Sadar, medio siglo de mito

En 1920 nació el Club Atlético Osasuna, un equipo de fútbol cuya transcendida ha superado ampliamente el ámbito deportivo en su ya casi centenaria historia. La entidad rojilla se plasmó en ilusión a través de un sentimiento integrador, abierto y plural. Osasuna representa con orgullo a una tierra, Navarra, cuya diversidad ha encontrado en esta institución un elemento de unión. La leyenda comenzó a forjarse entre los campos del Ensanche y el hipódromo, aunque en 1922 tomaría un gran impulso con la construcción del estadio de San Juan. Fue allí donde los rojillos se convirtieron en un fenómeno social y en un referente a nivel nacional. Sin embargo, la construcción de El Sadar trasladó el mito a otra dimensión.

El Sadar, medio siglo de mito
EL SADAR

El 2 de septiembre de 1967, el estadio de El Sadar abrió sus puertas por primera vez después de que Osasuna hubiera jugado en el campo de San Juan desde el 21 de mayo de 1921 hasta el 7 de mayo de 1967. El Real Zaragoza y el Vitoria de Setúbal portugués, junto al equipo rojillo, fueron los equipos que estrenaron el nuevo feudo a través de un triangular. Por aquel entonces, El Sadar contaba con la capacidad de 25.000 espectadores, claro que únicamente 7.000 de ellos tenían una localidad en la que sentarse. El Club pagó 10 millones de pesetas para adquirir los terrenos dónde se iba a construir el nuevo estadio, mientras que las obras de construcción tuvieron un coste de 51 millones de pesetas.

El primer cambio estético tuvo lugar en la temporada 1977/78, cuando se instalaron las vallas protectoras por obligación de la Real Federación Española de Fútbol. Más tarde, en 1989, fue remodelado con la construcción de la Tribuna de Preferencia Alta, con un coste de 561 millones de pesetas. La entidad rojilla, sin deudas por aquellos tiempos, había quedado al margen del plan de saneamiento que iba a llevar a cabo la Administración y no estaba previsto que percibiese cantidad alguna por el ingreso de las quinielas. La compensación al Club, con D. Fermín Ezcurra como presidente en aquel momento, fue levantar una nueva tribuna con cargo a la deuda privada que iba a asumir la Liga de Fútbol Profesional.

Una notable reducción del aforo

Con esta modificación, el estadio pasó a contar con un aforo de 30.000 espectadores, cifra reducida años más tarde a 20.000 por directrices de la UEFA que, por motivos de seguridad, obligó a que todos los estadios contasen únicamente con localidades de asiento.

En enero de 1999, una nueva modificación se hizo realidad: un videomarcador fue instalado en el ángulo de tribuna de gol y tribuna de preferencia. Además, la nueva sede social del Club, que hasta entonces había estado en la Plaza del Castillo, se trasladó a El Sadar en noviembre de ese mismo año. Esa temporada también trajo variantes en la parte externa del estadio. Dos restaurantes abrieron sus puertas en el exterior del terreno de juego y se creó la actual sala de prensa del estadio.

En el 2003, la grada del estadio fue modificada. La parte baja del mismo se alzó casi dos metros respecto al terreno de juego. La anchura de las bandas y los fondos se ampliaron con esta obra y las vallas de separación con la grada también fueron eliminadas. Ese mismo verano, también fue inaugurada la nueva sede de la Fundación Osasuna, ubicada en la actualidad en la parte trasera del estadio El Sadar.

UEFA - Osasuna 2 - Rangers de Glasgow 0

Por último, en la última temporada 2017/18 se han instalado dos nuevos videomarcadores adaptados a los nuevos tiempos y que venían a sustituir a los antiguos, que ya evidenciaban errores de funcionamiento.

UEFA 1985-86 - Capitanes
Tribuna EL SADAR

La necesidad de una reforma

Aunque durante este medio siglo de historia El Sadar ha sido sometido a obras puntuales, la casa del osasunismo requiere de una nueva reforma. Tras más de 50 años desde la primera apertura del estadio, El Sadar se ve obligado a ello para cumplir con la normativa vigente y obtener la licencia de actividad, así como con las exigencias de LaLiga.

La organizadora de la competición está trabajando con un modelo en el que los estadios de los clubes del fútbol profesional español deben cumplir con una serie de requisitos. Entre ellos está el de la iluminación, que debe ser de última tecnología por motivos de seguridad y de retransmisión televisiva. La actual cubierta no soportaría la nueva iluminación requerida, por lo que esta reforma conllevaría aplicaciones de mayor calado.

Por todo ello, ante una situación en la que el Club Atlético Osasuna se ve obligado a emprender una reforma del estadio, la junta directiva plantea a los socios la posibilidad de emprender una reforma integral a través de un proceso abierto y participativo.


Calendario de fechas

Cronograma de los acontecimientos que se darán para el proceso de renovación del estadio

ver más


Bases de concurso

Pliego de requisitos que Osasuna ha fijado para participar en un concurso que perdurará hasta el 30/09/2018

ver más

Sugerencias

Espacio abierto a los socios donde enviar sus sugerencias

ver más
Construcción Tribuna