Nuevo Sadar

Proyectos para la reforma integral del estadio de El Sadar


El Nuevo Sadar

Proyecto EL Nuevo Sadar

DNA ARQUITECTOS + VICTORINO VICENTE + INTEGRAL + BIS ESTRUCTURAS

ver proyecto

Fortaleza Rojilla

Proyecto Fortaleza Rojilla

AH ASOCIADOS – OBENASA - CALTER

ver proyecto

Muro Rojo

Proyecto Muro Rojo

OFS ARCHITECTS – VDR – FS ESTRUCTURAS

ver proyecto

Rojo-Azul - Gorria-Urdina

Proyecto Rojo-Azul - Gorria-Urdina

IRIGARAY + VAÍLLO + CHOCARRO + ACR + LKS

ver proyecto

Sadar Berria - Nuevo Sadar

Proyecto Sadar Berria - Nuevo Sadar

TYM ASOCIADOS + DOA ARQUITECTURA + ITURSA + TPF EUROESTUDIOS + GRUPO HERCE + AMENÁBAR

ver proyecto

EL ESTADIO QUE DECIDA EL OSASUNISMO

Allá por 1967 nació la leyenda de El Sadar. Durante sus más de cincuenta años de historia, el feudo pamplonés ha sido testigo de ascensos, eliminatorias europeas y heroicas victorias contra algunos de los equipos más poderosos del mundo. También ha sido escenario de decepciones. Pero, ante todo, ha sido la casa del osasunismo.

No obstante, los años no pasan en balde para el viejo Sadar. La junta directiva del Club Atlético Osasuna está obligada a acometer una reforma por imperativo legal, ya que el estadio no tiene la licencia de actividad. Asimismo, LaLiga exigirá a la entidad rojilla que la próxima temporada tenga una iluminación adaptada a los nuevos tiempos.Esta reforma conllevaría, entre otras cuestiones, una importante reducción del aforo del estadio; ya que es necesario modificar las escaleras de acceso a las gradas y hay que hacer pasillos verticales tanto en las gradas como en las tribunas, a excepción de la Tribuna Alta.

Esta obra básica tendría un coste de 7’5 millones. A ellos habría que sumar 1’5 millones a devolver a Hacienda porque Osasuna redujo el pago de impuestos al comprometerse a destinar 16 millones de beneficios de años anteriores a reformas. Al gastar menos de esa cantidad, habría que pagar el impuesto no pagado en su día de la parte que no se utilice. Por lo tanto, la obra más la devolución del impuesto tendría un coste total para el Club de 9 millones de euros, aproximadamente.

En esta coyuntura, la junta directiva del Club Atlético Osasuna consideró que debía dar la opción a sus socios de remodelar el estadio de una forma integral. Para ello, convocó una rueda de prensa el pasado 3 de julio, en la que se anunció el proceso de reforma, el cual no tiene precedentes en la historia del fútbol profesional. Serán los propios socios del Club, propietarios del mismo, quienes decidiesen cuál será su casa durante las próximas décadas a través de una votación. El Club hará suyo el proyecto que resulte más votado en las urnas en una elección que, independientemente del final del proceso, marca un antes y un después en la relación de Osasuna con su masa social.

El mismo 3 de julio se publicó un pliego de condiciones, en el cual se exigía a los despachos de arquitectura que estuviesen avalados por una constructora que ejecutase el proyecto por un importe máximo de 16 millones de euros. El Club necesitaba la garantía inequívoca de que una obra de esta envergadura no supondría en ningún caso un lastre para las arcas del club y por eso priorizó que los proyectos encajasen dentro de sus parámetros económicos.

El pasado 1 de octubre, concluyó el plazo para la presentación de proyectos con la inscripción de cinco estudios de arquitectura: TYM Asociados, Vaíllo+Irigaray Architects, Benito Chocarro Arquitectos y LKS, OFS Architects, AH Asociados y DNA Global Estudios.

Posteriormente, se conformó una mesa técnica, compuesta por expertos reputados en la materia y técnicos del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. Durante dos semanas, evaluaron los proyectos y estimaron que todos ellos eran viables técnicamente, por lo que todos ellos han tenido la oportunidad de presentar su proyecto de reforma de El Sadar en el Museo de la Universidad de Navarra.